PERIODONCIA

Existe la idea equivocada de que el sangrado de encías es normal. Esta afirmación es totalmente errónea. La encía debe estar bien pegada a los dientes para aislar el hueso de debajo del exterior. Si sangra, significa que existe comunicación del exterior al interior contaminando y destruyendo, con el tiempo, el hueso de soporte dental que provocará la pérdida de los dientes.

Las enfermedades periodontales tratables por la periodoncia son la gingivitis y la periodontitis (piorrea). La causa más frecuente es la presencia de ciertas bacterias patógenas. Cuando estas bacterias no son eliminadas acaban por destruir hueso y encía, como resultado final se produce movilidad y posible pérdida de piezas dentales.

tratamiento periodoncia